Translate

26 de enero de 2016

Ciclo estral de las perras.

¡Buenas huelleros!

Hoy vamos a hablar del ciclo estral. Es un conjunto de etapas que atraviesa el sistema genital de un hembra sexualmente madura. Cada especie tiene un ciclo estral propio, en este caso hablaremos solo del de las perras.

Las perras son monoéstricas estacionales, suena raro pero lo que significa es que tienen un ciclo por estación reproductiva (verano-invierno). El primer celo les llega, de media, a los 9 meses aunque es muy variable dependiendo las razas; las pequeñas empiezan sobre los 6 meses y las grandes rondan los 18. A partir del primer celo, se repetirán cada 6 meses.

En el ciclo estral nos encontramos con cuatro fases:

Fase I. Proestro

Esta primera fase, también llamada proestro, es la que reconocemos porque la perra "tiene la regla", ¿por qué lo pongo con comillas? porque...chan chan chaaan...las perras NO tienen la regla. Lo que les ocurre es que secretan vaginalmente una especie de moco que lleva algo de sangre, algo muy distinto a la menstruación humana. Por lo que, aunque digamos "está con la regla", realmente no es así. En esta fase, las perras llaman la atención de los machos aunque no les quieren cerca. Podemos reconocerlo porque los perros se vuelven locos oliendo todo  y aquí comienzan las escapadas de los machos. 
Dura entre 6 y 11 días. 

Fase II. Estro
animalmascota.com

Este es el momento del "celo" como tal. Se produce la ovulación, el óvulo se "suelta" y espera a los espermatozoides. Ahora sí que aceptan a los machos y es cuando se puede realizar la cópula. 
Dura unos 9 días.

Fase III. Diestro
Lo que ocurre principalmentees que el útero se prepara para alojar a los futuros bebés. Si no ha habido fecundación, es cuando se producen los embarazos psicológicos ya que los niveles de hormonas, que se habían puesto a trabajar para cuidar de los cachorros, se han mantenido más tiempo y el cuerpo cree que está embarazada aunque, realmente, no hay bebés. La hembra deja de ser atractiva para los machos y no permite la cópula. 

Es un período de transición, del celo al reposo sexual. La hembra no acepta al macho. 
Dura unos 57 días. 

Fase V. Anestro
En esta fase se produce el reposo sexual. La hembra no quiere saber nada de los machos. Ahora es cuando se deben practicar las esterilizaciones, ya que hay menos peligro para la hembra. 
Dura unos 4 meses. 

En próximas entradas hablaremos del comportamiento sexual en perros. 

8 de enero de 2016

Vacunas.

Algo que me habéis preguntado a lo largo de estos años son qué vacunas poner, cuándo y si podía poner algún calendario para saber cuándo le tocan a vuestros perretes...¡Pues hoy es el día!

Lo primero que hay que saber es la función de las vacunas. El objetivo de esa inyección es presentar al cuerpo alguna enfermedad para que aprenda a defenderse de él. Lo que se inyecta al animal suele ser el agente patógeno (lo que transmite la enfermedad) pero algo así como "medio muerto", es decir, sin virulencia. 

El calendario de vacunaciones (también llamado "Protocolo de Vacunación") es decidido por el veterinario y por la farmacéutica con la que trabaje, por eso hay variaciones entre clínicas. Este protocolo se empieza a las 6 semanas en perros porque, al nacer y tomar la leche de la madre, les pasa sus defensas y a las seis semanas ya casi se han "gastado". Si le vacunáramos cuando tiene las defensas maternas lo que ocurriría, es que esas defensas atacarían al agente que metemos en la inyección y no serviría de nada, con lo que habríamos vacunado para nada.

Un ejemplo de protocolo es el siguiente:

  •  6-8 semanas. Cachorros. (Parvovirosis, Moquillo)
  • 8-10 semanas. Pentavalente Canina. (inmunidad para 5 enfermedades) 
  • 12-14 semanas. Pentavalente Canina. 
  • 16-18 semanas. Traqueobronquitis. 
  • 20-24 semanas. Antirrábica. 
Después de estas vacunas de cachorros, todos los años hay que hacer recordatorios de la rabia, pentavalente y traqueobronquitis. Hay veterinarios que administran la pentavalente y las de la traqueobronquitis juntas, es decir, ponen la polivalente aunque también hay clínicas en las que les vacunan contra más patógenos. 

Fuente: www.consumer.es
La vacuna de la rabia es obligatoria por ley, ya que es una enfermedad que se transmite a las personas y es bastante peligrosa. El resto no están legisladas pero, por el bien de tu perro, es necesario ponérselas. 

Como os dije al principio, cada veterinario tiene su propio protocolo. El que os he puesto arriba es sólo un ejemplo. Lo importante es que se vacunen de las enfermedades más importantes (rabia, parvo, moquillo, hepatitis, leptospira...) y mantener un control anual del perrete.